Chupetes personalizados

#{{ product_article_id }}
Cant:
  • Medidas: {{ article_size }}
  • Chupete anatómico, forma natural.
  • Tetina de silicona, más duradera e higiénica.
  • Se puede esterilizar en esterilizador.
  • Cumple con la normativa de seguridad EN 1400:2013
  • Pedido mínimo: {{ product_sales_quantities.min_quantity }} unidades
  • Sin cantidad mínima, desde 1 unidad
  • Se vende en packs de: {{ product_sales_quantities.selling_unit }} unidades
Descripción

Chupetes anatómicos con tetina de silicona

Crea un chupete personalizado totalmente a tu gusto. Si no sabes cómo personalizar chupetes, es un proceso muy sencillo en el que puedes poner un nombre, una foto, o cualquier diseño a todo color. O también puedes crear chupetes personalizados con frases. Además puedes elegir color y así crear tu tete más personal. Lo recibirás dentro de una caja de plástico transparente para protección.

Es un chupete de máxima calidad, que cumple con todas las normativas de seguridad europeas (apartados 10.3 y 11 de la Norma EN 1400:2013).

En cuanto a la forma anatómica, es la forma más recomendada, por encima de otros chupetes con tetina redonda. La ventaja de los chupetes anatómicos es que se ajustan mejor al paladar del bebé de forma natural, ya que se asemejan más al pezón materno. Elige entre tamaño recién nacidos (0-6 meses) o tamaño de +6 meses.

Método de personalización

Imprimimos tu diseño, foto o texto directamente sobre el producto, usando tintas no tóxicas (ver normas de seguridad europeas al final de esta ficha). Al personalizarse mediante impresión directa, y no mediante vinilos o adhesivos, se puede esterilizar sin riesgo a desaparición de la parte personalizada.

Recomendaciones de uso

Se recomienda revisar periódicamente la tetina, sobre todo cuando el bebé tiene dientes. En caso de verse marcas de los dientes se recomienda reemplazar.

Antes de utilizarse por primera vez, el chupete debe ser esterilizado para una total limpieza antes del primer uso. Se recomienda guardar el chupete en la caja de plástico en la que se envía, para una mejor conservación y limpieza.

Para la personalización de los chupetes utilizamos tintas que cumplen todas las garantías de seguridad, y un sistema de grabado que evita que se desprenda incluso durante el proceso de esterilización, hervido y lavado del producto.

No uses cintas o cordeles en el chupete por la seguridad del bebé. Si con el paso del tiempo se ve deteriorado, desechar su uso. No dejar expuesto a la luz solar directo o sobre fuentes directas de calor.

Cómo esterilizar un chupete

Nuestros chupetes se pueden esterilizar en esterilizador, sin que afecte a la imagen o diseño impreso.

Si no tienes aparato esterilizador de chupetes, puedes optar por el método tradicional:

  • 1) Llenar un cazo pequeño con agua.
  • 2) Calentar el agua hasta que hierva.
  • 3) Retirar el cazo del fuego, e introducir el chupete.
  • 4) Dejar el chupete dentro del agua aproximadamente 5 minutos.
  • 5) Retirar el chupete del agua y apretar la tetina hasta que no quede agua dentro.

NO usar lavavajillas.

Qué es mejor chupete de látex o de silicona

A la hora de elegir el mejor chupete, muchos padres se pregunta cuál es mejor el de látex o el de silicona. Cada uno tiene sus características, pero consideramos que el de silicona es mucho mejor para el niño. Este material no absorbe agua ni olores, por lo tanto va a ser más duradero que los de látex.

Hay niños que pueden tener alergia al látex, por lo que deberías descartar inmediatamente el chupete de látex en el caso de que tu hijo sea alérgico. Los lactantes suelen aceptar mejor los de silicona y se recomienda el uso de estos, sobre todo, cuando les están saliendo los dientes.

En resumen, la silicona es el material perfecto para los chupetes, frente a otros materiales. La silicona es más duradera, retiene menos los olores y aguanta más tiempo limpia. Además, los chupetes de silicona no provocan alergias.

Cómo quitar el chupete a un niño de 3 años

Es importante quitar el chupete a tu hijo antes de los tres años, pues puede llegar a deformar el paladar o provocar problemas dentales. Lo ideal es hacerlo entre los 12 y 24 meses. Llegado el momento habrá que ayudar al niño para que sea un proceso más sencillo, pues la reacción normal suele ser el llanto.

Algunos padres optan por hacerlo gradualmente, de este modo el niño llegará un momento en el que no lo eche de menos. Otros, sin embargo, prefieren hablar del tema con él, e incluso se pueden proponer diferentes juegos para que el niño lo tome como una prueba y, poco a poco, vaya olvidándose de usarlo.

La opción más utilizada es la de hacerlo de forma gradual, de tal manera, que los niños pasan de estar constantemente con el chupete a hacerlo en un determinado momento del día. Podéis establecer un calendario de uso y hacer que solo lo pueda usar por la noche para dormir, por ejemplo.

Pipos personalizados

¿Sabías que chupete es una palabra que tiene muchísimos sinónimos? Por eso, hay quien busca este producto como "pipos", o por cualquiera de estos sinónimos: chupón, chupeta, tete, bobo, serrucho, chupe, chupo...

Algunos de esos sinónimos se han establecido claramente por su facilidad para pronunciar en palabras de bebés que aún no hablan bien. Especialmente tete, pipo o bobo, serían los mejores ejemplos.

Normativas de seguridad

El producto cumple con todas las normativas de seguridad europeas: (apartado 10.3 de la Norma EN 1400:2013).

Tanto el producto en sí mismo, como la tinta usada para la personalización, así como la maquinaria con la que se imprime la tinta, cumplen con las normativas de seguridad.

AIJU

AIJU es un instituto tecnológico especializado en juguetes y productos infantiles.

Productos relacionados